¿Puedo regar con el agua de mi piscina?

Una pregunta muy habitual entre los usuarios de piscinas de obra es si el agua del vaso puede ser utilizada después para regar las plantas de nuestro jardín o nuestra casa. El principal problema que nos puede llevar a hacernos este planteamiento sobre nuestra piscina es el cloro, un elemento químico que podría ser peligroso para alguna de nuestras plantas.

regar piscinaHay que decir que, en principio, regar con el agua de nuestra piscina no debería suponer ningún problema para las plantas. La mayor parte de ellas soportará sin problema los niveles de cloro habituales que puedan quedar en el agua de nuestro vaso. Estos niveles no son significativos para afectar a la vegetación de la zona, aunque debemos tener en cuanta que, para no tener problemas, deberemos utilizar la cantidad de cloro recomendada, puesto que una concentración más elevada sí podría afectar a las plantas de los alrededores de nuestra piscina si pretendemos regarlas con ese mismo agua.

Sí que es posible que debamos tener algo más de precaución con las plantas más pequeñas y que precisan de más cuidados. Para ello podemos controlar los niveles de cloro, y usar ese agua sólo cuando sea bajo. Tenemos que tener en cuenta que el cloro va desapareciendo, por lo que si usamos ese agua de piscina al terminar la temporada no tendremos problema. También podemos sacar agua y dejarla al aire libre durante un tiempo en un cubo. También podemos usar tres químicos para eliminar el cloro: son el tiosulfato de sodio, el dióxido sulfúrico y el bisulfato de amonio. Estos elementos pueden encontrarse en cualquier tienda de piscinas o de construcción de piscinas.

Usar el agua de la piscina para regar cuando ya no la necesitamos es por tanto una buena forma de ahorrar y de colaborar con el medio ambiente, sin afectar a la belleza de nuestro jardín..

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.